martes, 31 de diciembre de 2013

Por ejemplo


Tragarnos de un bocao la pirámide de Maslow.

Que tengamos palabras suficientes para comer y hacer conservas.

Que nuestros cuerpos no tengan que andar en el tablero del Risk cada día.

Que sus dogmas jueguen con ellos al sado y se les vaya la mano.

Que las heridas se queden en las capas de piel muerta y no nos sangren las grietas.

Que el cinismo no haga costra y nos siga calando lo sensible.

Ponerle un bozal al miedo y que no nos muerda.

Que las rendijas de las alcantarillas dejen pasar algo de alegría.

Que las personas jueguen a hundir la flota con las cifras, y ganen.

Croquetas empieza por la c como cariño y cuidados. Más.

Que los abrazos sigan sirviendo de escafandra en un mundo que se ahoga.

Vivir como nos dé la gana, coño, sin pedir perdón ni permiso.

Todo esto, por ejemplo. Buen 2014.

domingo, 22 de diciembre de 2013

La vida y sus kilobytes de almacenamiento

La vida y sus kilobytes de almacenamiento ( El Periódico de Aragón - 21/12/2013 )


Nuestros espacios emocionales podrían tener diques contenedores y cuando acumulásemos tanto que hubiera riesgo de desbordamiento, una alarma cósmica te advirtiera del peligro. Como la vejiga avisa cuando no puede con todo el líquido que alberga. Un rótulo con luces de neón: «Contenedor al límite. Riesgo de explosión nuclear». Nuclear de núcleo, de parte central, de elemento principal, de masa esencial, de unidad que ejerce una relación de dominio sobre otras unidades con las que forma un sintagma y que determina las propiedades gramaticales de este. Así los márgenes serían como una zona franca, un trozo de asepsia para poder existir sin tener problemas limítrofes. Vivir sin acumular. Que nos sobraran los gigas de fotografías que nunca miramos y que sólo tuviéramos una colección de momentos. La de los momentos olímpicos. Segundos que son más que segundos. Una misma dimensión del tiempo pero de otra órbita. El tiempo con medalla. Que nos sobrara lo que no nos cabe. No tener almacén para lo que está en tu vida sólo ocupando sitio. Somos coleccionistas inservibles de muestrarios de inutilidades. Tratamos de almacenar la realidad a jirones cuando la vida se vive y no se guarda en en el debe y el haber. Utilizamos estos días para hacer listas que nos recuerden lo que hemos vivido este año. Revisaremos las que fueron noticias del día. Nos cabrearemos de nuevo rememorando las sacudidas a nuestros derechos. Hemos acumulado penas para vivir de restos todo el 2014. Cambiar la voz de la narración del yo al nosotros por aquello de la construcción colectiva. Y porque así el listado de alegrías que hemos tenido es más abundante. Pensaremos en hacernos fuertes y en tener al miedo enjaulado para que no salga a pasear sin toque de queda. Echaremos en falta a las personas que han dejado su hueco a otros afectos que sin embargo no pueden ocupar su lugar. Se nos olvidó diseñarnos para olvidar de golpe a alguien cuando no lo habías dejado de querer. ¿Dónde se queda el afecto cuando ya no puedes darle uso? Listaremos lo acumulado a lo largo de los días, incluso los deseos. Que no nos canse la mortadela. Sobreviviremos a los rituales y nos haremos regalos para recordarnos todo lo que nos queremos. Sentiremos aunque no inventariemos el hacerlo. Acumularemos lo que nos pase sin poder huir de ello.

«640 kB de memoria deben ser suficientes para cualquiera». Lo dijo Bill Gates en 1981. Deber. Ser. Suficiente. Puede que esa imposición en la frase de Bill fuera lo que ocasionó que rechazáramos la idea de no acumular. Almacenamos incluso los fracasos. Hacemos las listas de lo vivido como si fueran los posos del café que te recuerdan lo que has bebido. Y todo se te queda en el cuerpo aunque no lo enumeres. Yo doblo las esquinas de las páginas al leer porque no puedo dejarme señalado en mi piel los abrazos. Nací en el año en el que a Bill Gates le sobraba memoria. Quizás por eso siempre he tenido problemas de almacenamiento. Reservas. Que no nos sobren quereres. No nos duelas demasiado, año nuevo.

martes, 17 de diciembre de 2013

18 diciembre, Día Internacional del Migrante


Mañana, 18 de diciembre, es el Día Internacional del Migrante. Ricardo Calero inundará la ciudad con sus 'Sueños en el mar', un proyecto en el que he tenido el placer de colaborar con algunos textos. En la imagen, el programa de actividades.




martes, 10 de diciembre de 2013

Tertulia 'Despierta Aragón' de Aragón Radio


Mi participación en la tertulia de opinión del programa de Aragón Radio, 'Despierta Aragón', conducido por Paco Doblas.

A partir del minuto 0:34. http://www.aragonradio2.com/podcast/emision/96240/

domingo, 8 de diciembre de 2013

Monstruos

Monstruos ( El Periódico de Aragón - 07/12/2013 )


El otro día fui al teatro a ver Víctor y el monstruo, una adaptación de la novela de Mary Shelley que llevan a escena esas funámbulas de la resistencia feroz, las Esencia Producciones, una compañía que está dando un empentón al teatro aragonés con propuestas de calidad, creaciones sensibles y que buscan encajar y entender el momento que estamos viviendo. La historia, ya sabes, es la del DoctorFrankenstein que en su ambición por ser el más y el mejor --un emprendedor de los de ahora, vaya-- crea una criatura a partir de trozos de otros cuerpos. Un monstruo construido con desechos humanos. Frankenstein es una alegoría de la perversión, muestra el desprecio hacia la humanidad, un símbolo de las garras depredadoras del capitalismo que no respeta la dignidad básica del ser humano. De hecho, la rebelión de la criatura contra su creador es un mensaje. El monstruo nos avisa de los peligros de no poner a la humanidad en el centro de las decisiones de la construcción vital de las personas. Ya ves lo que me dio de sí el espectáculo. Frankenstein y los monstruos. Nos están formando como sociedad a base de deshechos que nos dejan una apariencia monstruosa, ¿O es que no has visto el anuncio de la lotería? Los que nos gobiernan, creyéndose escultores de la humanidad, nos desguazan y luego especulan con nuestros pedazos.
ESTA ES la época en la que todo se reestructura para que nada cambie. Reestructuración es un eufemismo neoliberal que quiere decir que te puedes dar por jodido. Nos remodelan a golpe de moldes grotescos. Un, dos, tres, responda otra vez: la Ley de Seguridad Ciudadana también llamada la del ver, oír y callar. Se penaliza el perturbar gravemente, y ¿qué será una perturbación grave y cómo se medirá cuánto de grave es una perturbación? Pues ponemos que TODO es delito salvo existir si tienes carné de los nuestros. Dos años de cárcel por un tartazo. La valla de Melilla sólo provoca rasguños. No se ha destruido empleo y el crédito fluye. Hay que recortar porque se despilfarra dinero pero nos gastamos más de dos millones de euros en publicidad que defienda la reforma laboral. ¿No se defendería sola si fuera buena? Ser inmigrante como factor de riesgo para consumir. Ser inmigrante como riesgo para el país. Lo malo siempre está afuera, la ponzoña siempre es del otro. La consejera de educación del Gobierno aragonés llevó a juicio a cinco personas por hacer una escultura con fiambreras. Pidió hasta cinco años de cárcel y el otro día no se presentó al juicio. Su show nos ha costado miles de euros. Pero no hay dinero para becas de comedor. Eso es demagogia barata, perdona pero es que sólo llevo suelto y no puedo comprar de la cara. ¿Te acuerdas de Dimitris Christoulas? Fue el primer suicidio de la estafa con la que nos gobiernan. "No puedo vivir en estas condiciones", dijo en su nota de despedida. Nosotros no somos Grecia. Monstruos. Ojalá se nos despeñen los pedazos de nuestros cuerpos desvencijados y se lleven por delante a los monstruos de cuerpos enteros.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Literatura como tejido adiposo


Nos habíamos creído que los derechos se tienen como se tienen los huesos, uno puesto a continuación de otro nos forma un cuerpo y nos hace personas. Y no. Para los que mandan los derechos son como el colesterol, en altas concentraciones es peligrosísimo. Por eso la Ley de Seguridad Ciudadana, por nuestra salud democrática. Lo que se llama represión es sólo un intento de controlar nuestros lípidos, para que los derechos no se nos queden en tripa, culo y cartucheras, que luego cuesta horrores sacarlos. El tratamiento médico pretende hacernos creer que lo que nos sobra para estar sanos son derechos. Y yo, que a la operación bikini me la como untando pan, me estoy procurando un amortiguador que me contenga la rabia, la vergüenza, el asco y la pena. Se trata de un tejido adiposo que se llama literatura. Actúa como almacén de reservas nutritivas, aislante del frío y almohadilla antigolpes. Tiene la función de relleno, también sirve de soporte estructural y de reserva energética. Es un acumulador de calor, me protege, mantiene en su lugar mis órganos internos y se encarga de cuidar mi metabolismo generándome nutrientes. Todo eso hace la literatura.
El otro día me imaginé que era basura en Madrid y ocupaba la calle como denuncia. Al día siguiente me desperté soñando que era todavía más violenta y me convertía en sandalia que no se quedaba en una mano sino que se estampaba en una cara. En esa cara. También tuve la fantasía de ser como un corrector de textos pero para la vida, e iba paseando mientras realizaba tachones a personas que tenían que dejar de existir. Tampoco se trata de desear que muera nadie. Imaginarte que eres la muerte y te encuentras de sopetón con alguien sólo es una licencia poética. Imaginar como ejercicio de resistencia. Si protestar es delito, pues seremos literatura. Ya verás tú qué susto les damos si ahora que no podemos salir a la calle nos da por leer e inventarnos textos en los que incluso griten las haches mudas. No es una manifestación, es un club de lectura. Nada de lo que decimos es susceptible de multa porque estamos haciendo ficción. Para escribirnos no tenemos que pedir ni perdón ni permiso. Y si nos quitan palabras o nos castigan por usarlas, nos inventamos un nuevo idioma. Para el insulto cocinaremos figuras literarias. Plantearemos escraches a golpe de cita célebre. La preocupación por los disturbios es una tontada, lo arriesgado será convocar tertulias literarias con escritores que se odian. Perseguiremos a la policía a versos. Recitar no se puede considerar acoso. Y como una particular "kale borroka" literaria podemos poner en las aceras a poetas resentidos. Eso sí que acojona.
Leer como refugio. Yo me preparo para esta guerra sacando relatos de mis muslos. Me rasgo la piel para que de lo subcutáneo me salga imaginación con la que dar bofetadas sin que me corten las manos. Invento porque a los personajes no se les puede cerrar la boca si no son de verdad aunque no sean mentira. Narrarnos como arma. Todo está en los libros.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Nuestra página en el libro 'Rocío erótico'

Esta es la página que ocupamos Valerie Campos y servidora en el libro colectivo 'Rocío erótico' editado por Paco Rallo.


domingo, 10 de noviembre de 2013

Las esquirlas de los juncos



Cada vez tengo menos claro ser un junco. Antes podían zarandearme sin romperme y yo lograba utilizar los vaivenes para bailar. Ahora temo que mi cuerpo se astille con cada golpe. Un clavo saca otro clavo, decíamos para aliviar un revés. Pero ahora nos están incrustando palos en cada trozo de piel y ninguno sale. Odio escribir con frases hechas, es como recalentarte un plato por enésima vez, sirve para comer pero se le ha gastado el sabor. La precariedad también era esto, que se nos cansen las ganas de escribir e imaginarnos mejores. Sentirse dominio perdido, direcciones web que se crearon en su día pero a las que nadie les hace caso. Tierras baldías. Entender el dato del paro o ser el dato del paro, el adentro y el afuera. Definición por aproximación. A nosotras no nos da tiempo de blanquear los billetes a no ser que los toquemos con las manos llenas de harina. Éxito para mí es que la masa de croquetas me quede bien ligada y así es muy difícil ser una depredadora en los negocios. Y mira que siempre he sido de guardarme cajas, pero me han tocado las de otras letras del abecedario, ninguna con la B de timo. Por eso al dinero también se le dice peculio, porque resulta peculiar que algunas lo tengamos.
Y TODO lo que sucede te rasga y así es muy difícil mantenerse en pie. A veces tienes la tentación de hacerte avestruz para no ver lo que pasa pero las cosas siguen pasando y cuando sales, toda la mierda acumulada te golpea en la cara. No se puede huir por donde sólo hay minas antipersona. Y luego ves a los diputados salir corriendo del Congreso y te asustas, que servidora es muy sensible. Es lo que tiene haber estado en el vientre materno el 23F y nacer un mes después de lo previsto por el miedo a salir a ese mundo del ¡quieto todo el mundo! El galope del otro día de sus señorías era un particular homenaje a la Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza, que había puente, oye. Una cosa es que la democracia esté en peligro y otra que la democracia que hay te parezca peligrosa. El ser y el estar, busque las siete diferencias. Si por lo menos el Todos a la cárcel de Berlanga se convirtiera en Todos a Pedralbes sería como un acto de justicia poética.
Para recomponernos y pegarnos los trozos necesitamos que paren por un momento los guantazos. Toma aire que se ha conseguido que se revoque un recorte. Querían quitar el dinero de las becas Erasmus y al final no lo hacen. Una alegría. Dime, ¿y las becas de comedor? No, eso no, que eso son cuestiones de pobres. Lo bueno de quebrantarse es que alguna esquirla pueda meterse en el ojo de alguno. Antes salíamos a por caracoles y ahora buscamos los brotes verdes. El otro día en un mercadillo de segunda mano un niño decía al desprenderse de un juguete "Si a los cacharros les quitas piezas, ya no funcionan, ¿y si yo me estropeo al quedarme sin mis cosas?"
Si nos acostumbramos a oxidarnos, nos oxidaremos del todo. ¿Los juncos pueden revolverse y rasgar el suelo que les sujeta? El día que dejemos de morirnos, ya verás tú qué susto.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Enviar un currículum vítae. Por si necesitáis a alguien de mi perfil pero os puedo valer yo.


Por si encajo, que soy flexible y tengo experiencia en funambulismos laborales. Además aguanto la respiración un minuto. Lo que no soporto son los olores fuertes, me dan arcadas, así que para evitarme yo a mí misma las náuseas, procuro ir bien limpia siempre. Intento ser ordenada y antes de hablar, paso a limpio lo que quiero decir. Bueno, no siempre, pero porque no siempre se pueden atar en corto a las ocurrencias. Tengo mucha habilidad para la torpeza psicomotriz, lo que me ha facilitado que mi cuerpo, al mismo tiempo que bombea sangre, haga circular glóbulos de creatividad que inventen coartadas a mis desmanes. No soy peligrosa, pero se me pone muy mala leche si tengo hambre. Nunca he podido con los purés, creo que porque no masticar es ponerlo demasiado fácil. Me gusta el riesgo, tanto que incluso me atrevo a comenzar un puzle sin ponerle los cantos. Mi madre me ha comunicado a mis actuales 32 años que soy intolerante a la lactosa pero que me lo había ocultado para que tomara calcio. Quizás eso sea lo que me ha hecho tener cierta resistencia física, que tengo apego a la vida. Albergo un chiste en la recámara del frenillo de la lengua por si tengo que demostrar que soy divertida. No lo renuevo desde 1988. Me hice publicista para ver si conseguía ser más fuerte que el interés en encasquetarme los productos de compra irreflexiva de las cajeras de supermercado. He forjado mi fuerte personalidad a base de chascarrillos sobre mi nombre. Me gusta escribir desde que de pequeña en un dictado pregunté si se podía separar espectá de culo y fui la 'genia' de la clase durante semanas. Sé hablar relaxing inglés, a petit point de francés y lo que se me da rebién es el argentino. La comunicación es mi tablero del Risk desde que mi hermana pequeña se hizo más grande que yo y la negociación física ya no me hacía ganar batallas. Leo y realizo esfuerzos en cultivarme, por ejemplo hoy estoy sembrada y mañana me saldrán flores. Me gusta el contacto con la gente, estoy acostumbrada porque soy usuaria del transporte público. Algo que puede decir algo de mi manera de ver la vida son mis ojos, pero no hablan. 

Lo dicho, por si necesitáis en algún momento a alguien de mi perfil pero os puedo valer yo. 

sábado, 26 de octubre de 2013

'Fusfrís'

Fusfrís ( El Periódico de Aragón - 26/10/2013 )


Estoy entretenida porque se me ha roto el fusfrís y así no puedo limpiar. Podría coger otros productos pero yo quiero arreglar el fusfrís porque mientras lo trato de recomponer lleno mi tiempo y ocupo mi cabeza pensando en cuál es el nombre científico del fusfrís: pulverizador, spray, aerosol, vaporizador o atomizador. Entonces me digo que para qué llamarle de otra manera si mi madre y yo siempre nos hemos entendido llamando fusfrís al fusfrís y no tiene sentido hacer un mundo donde nos entendamos menos. También pienso que tener un fusfrís que reparar es un regalo, te da la posibilidad de crearte un universo propio durante un rato donde no hay otra cosa que tú y el fusfrís. Ni problemas, ni tiranos, ni miserias. Y sale el resorte de mi capacidad creativa y mi arrollador impulso emprendedor y tengo una idea de negocio, la de sacar al mercado fusfrís rotos. Me enorgullece mi ingeniosa ocurrencia. Luego lo comento con alguien, ahora estoy con el fusfrís. Qué delicia. ¿Has visto el anuncio del niño que se pone contento con un palo? Pues me siento igual con el fusfrís. La acumulación capitalista no es buena, ya lo decía Thoreau, "aquellos en apariencia ricos, pero que en realidad han acumulado cosas inútiles y no saben muy bien qué hacer con ellas". Por eso nos lo quieren quitar todo, para que disfrutemos de la vida. Hay que recortar la prestación por desempleo porque la gente dice que es pobre y luego hasta tiene una cuenta en Twitter y todo. Y se estafa, que yo he visto a más de una cobrar el paro, recibir una propina por su cumpleaños y ni declararla ni nada. España ha salido de la recesión, si yo sigo paupérrima será que he salido de ser española. Ese señor que siempre lleva algo rojo en su ropa, --no sé si será rojo sangre--, dijo: "Este es un momento fantástico para España, llega dinero por todas partes". Yo salí a la calle untada en miel para ver si se me pegaban los billetes. Y no, parece que siempre estoy en las partes aciagas.
Menospreciamos las buenas intenciones. Por ejemplo, lo de sacar los ecógrafos de un centro de salud de noche y rompiendo puertas era un claro ejercicio de responsabilidad política. Los querían llevar al Congreso que ahora ofrece el servicio de mamografías. De ahí que se desnude a las mujeres que entran. ¡Arriba las manos y enseñe las tetas!, por salud democrática. Leo una entrevista a Carolina del Olmo, "hay un texto deChesterton que habla del problema de los piojos en los suburbios en Inglaterra, donde se promulgó una ley que obligaba a rapar las cabezas de los niños pobres por la epidemia de piojos. Chesterton decía que a los amos del mundo lo único que se les ocurre es rapar cabezas en lugar de acabar con los piojos, pero lo que hace falta es darnos cuenta de que hay que cortar las cabezas a los de arriba para no tener que cortar el pelo a los de abajo". Me empieza a picar la mollera y no es por los piojos, es que ya he arreglado el fusfrís. Fin del recreo.

jueves, 24 de octubre de 2013

Participación en el libro colectivo 'Rocío erótico'



El sábado pasado se presentó el libro colectivo 'Rocío Erótico', editado por Paco Rallo y que incluye una colección de relatos e ilustraciones que tienen al erotismo como inspiración. En el libro hemos participado más de cincuenta personas entre escritores e ilustradores. 

Autores de los micorrelatos

Manuel Marteles - Helena Santolaya - Paco Rallo - Luisa Liberio
Manuel Pérez-Lizano - Sandra Santana - Daniel Rabanaque
Cristina Beltrán - Chusa Garcés Ramos - Mónica Lagunas Navarro
Pablo J. Rico - Francisco Ortega - Pilar Aguarón - Marta Fuembuena - Iguázel Elhombre - Milagros Angelini Vega - Virginia Maza - Miguel Ángel Ortiz - Piedad Valverde - Valentín Lansaque Raúl Herrero - Ángel Petisme - Margarita Barbáchano - José Manuel Monteagudo - Francisco Julio Donoso - David Giménez Rodolfo Notivol - Charo de la Varga - Luis Felipe Alegre - Eva Rueda Thomas y Leopold Federmair.

Autores de los dibujos

Ricardo Rousselot - Miguel Mainar - Edrix Cruzado - Joaquín Gimeno - Dino Valls - Judith Vergara - Paco García Barcos - Iñaki Ruiz de Eguino - Louisa Holecz - Manel Font Díaz - Pedro J. Sanz Paco Lafarga - Javier Joven - Christian Sorg - José Luis Gamboa Kumiko Fujimura - Valerie Campos - Alejandro Monge - Paco Simón - Jara Marzulli - pierre d. La Gema Rupérez - Pedro Tramullas - Fernando Martín Godoy - Mauricio Cervantes - Margó Venegas - Steve Gibson - Alfonso Val Ortego - Santiago Arranz - Eduardo Gimeno Wallace - Germán Díez - Ricardo Calero - Pilar Viviente y Antonio Chipriana. 

Siempre es un honor que quieran contar con una y un placer estar rodeada de tanto artista. Así que gracias, Paco Rallo. 




domingo, 13 de octubre de 2013

¿Lampedusa también soy yo?

¿Lampedusa también soy yo? ( El Periódico de Aragón - 12/10/2013 )

¿Qué resorte tenemos las personas para pensar que nos puede perjudicar más una multa que no salvar a alguien de morir ahogado? ¿Yo hubiera actuado igual que los pescadores de Lampedusa que decidieron no ayudar? ¿Qué mierda de civilización estamos permitiendo que se construya encima de miles de muertos? ¿Pondremos más vallas para no ver el horror? ¿Por dónde comenzaron los gusanos a asustarnos? ¿Por qué dejamos que sus amenazas se hicieran una casa más resistente que nuestra capacidad de sabotear el mal? ¿En qué parte del cuerpo se ubica el miedo? ¿Las vísceras están hechas de abismos? ¿Dónde se acumula lo que se siente? ¿Lo que nos falta es también una parte de nuestro cuerpo? ¿Cómo de pequeño es un estómago que no come? ¿Desencantarse es irse aunque no te muevas? ¿Cuánto te persigue lo que amas? ¿Y hasta adónde? ¿Cómo empastas tus grietas? ¿Dónde se almacenan los escombros de lo que quieres dejar atrás? ¿Te atreves a decirle a alguien que no sueñe, que no se imagine mejor, que no tiene derecho a despertarse sin dolor? ¿Puedes decirle que se vive según te toca y que no puede oponerse a lo que le escuece? ¿Eres capaz de excusarte diciendo que no sabes coser y que no puedes remendar los errores? ¿Consigues esconder tu vergüenza en la cara de unas monedas que te deshagan de tu pena? ¿Logras envasar al vacío el dolor para que no te huela su recuerdo? ¿Lo no pronunciado cabalga en un eufemismo sibilino? ¿Corta la punzada de un gesto sin afilar? ¿Dónde se guarda lo que se echa en falta? ¿Por dónde se expulsan las palabras que no se dijeron? ¿Transportar los ángulos es llevarlos de viaje? ¿Cuándo permitimos que los derechos humanos sólo fueran folletos publicitarios comprados a granel? ¿La piel tiene memoria? ¿Se puede dejar grapado en la garganta todo lo que has tragado? ¿Dónde hay que amarrarse si te expulsan todos los lugares? ¿A qué sabe el arraigo? ¿Te haces de un sitio agarrando unas costumbres que olviden aquellas que te hacen de otra parte? ¿De dónde eres cuando nada te pertenece? ¿Cómo puedes proyectarte si nunca aprendiste a trazar la perspectiva? ¿Por qué los finales felices esconden aquellos en los que las princesas acabaron pagando los costes del viaje con sus vaginas? ¿Sabes que hay guerras que sólo se nombran porque sus imágenes ganan concursos de fotografía? ¿Lo que no se señala desaparece? ¿Nos borramos? ¿Las legañas son residuos de lo que se ha dejado sin mirar? ¿Cómo podemos ver las cicatrices del mundo cuando están lejos? ¿Cómo saber cuántos cuerpos se hunden tras los telones? ¿En las cifras caben todas las historias? ¿Por qué tengo desde hace meses esta mala gana guardada en la pared interna de mi estómago? ¿Es asco? ¿Es el vómito que se ha hecho aire? ¿Se podrá seguir respirando sin tener arcadas? ¿La tristeza reside en tus pliegues? ¿Lloras cuando ves la tragedia rellenando los huecos de los informativos? ¿Te duele lo que nos pasa aunque no nos toque? Entonces, tú y yo no somos como esos pescadores de Lampedusa, ¿verdad?

domingo, 29 de septiembre de 2013

Haciendo de 'coach' de presentaciones para la Feria de Huesca

La Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca me ha invitado para hacer de 'coach' de presentaciones de proyectos en esta edición número 27 que comienza mañana lunes 30 de septiembre y durará hasta el próximo 3 de octubre.

Una de las actividades de la Feria es el apartado de presentaciones de proyectos. Con el título ¿Será que no tenemos nuevas ideas o soluciones? la Feria ha intentado provocar un espacio donde poder exponer proyectos que traten de renovar en algún aspecto el teatro y la danza. A mí me han encargado por un lado, la moderación de este espacio de presentaciones y por otro, la asistencia a las personas que expondrán su proyecto. Trataré de orientarles en algunas claves que procuren que la exposición de sus proyectos e ideas sea lo más clara posible. Es decir, soy 'presentation coach'. Y al escribirme así yo sola me leo como 'pressing catch' y me pongo esta imagen:




Así que desde mañana y hasta el jueves estaré en Huesca. Intentaré romperme la camiseta como Hulk para que los proyectos luzcan bien en las presentaciones.

Agradezco mucho a la organización de la Feria su propuesta de colaboración y la confianza que me han mostrado. Trabajar así es un lujo. Gracias.

'Entremixta' realizada por TEAfm


Hace unos meses, las gentes de la escuela de radio de TEAfm.net se dirigieron a Saúl Esclarín y a mí misma para que fuéramos a pasar un rato con ellos en sus divertidas 'Entremixtas' y habláramos de cultura y de PROCURA. En las entremixtas los alumnos van pasando por el micro para hacer cada uno su reflexión o pregunta, así que Saúl y yo nos despachamos hablando muy a gusto de cultura y de lo que no es cultura. Lo pasamos muy bien y por eso quería conservar ese recuerdo en el blog.

Aquí está el podcast de la entrevista:

http://www.ivoox.com/entremixtas-procura-audios-mp3_rf_1931702_1.html

Escaparates y trastiendas

Escaparates y trastiendas ( El Periódico de Aragón - 28/09/2013 )


Si te sangra la nariz quizás no sea porque falte humedad sino porque te mata el respirar. En ese afuera se me ponen las palabras en posición de ataque. Por mis venas se agitan glóbulos rojos, glóbulos blancos y mala leche. La Universidad de Atenas cierra por los despidos y recortes. Consérvese la formación en un lugar frío y seco. En otra despensa de nuestros bochornos cada día rellenamos los estantes con dos mil trescientas nuevas personas que se quedan sin asistencia sanitaria. Todavía nos cuesta decirle cáncer al cáncer y sin embargo al Gobierno no le ha dolido nada ponerle precio a su tratamiento. Será que los tumores se cogen como los caramelos de al lado de la caja del supermercado, por capricho. Hay que controlar el abuso. Además es que una enfermedad crónica es un chollo, supone una entrada de dinero constante. Y si no puedes pagar, pues oye, te haces emprendedor y emprendes el camino a la muerte. La salida de la crisis empieza por las funerarias. Una diputada del PP balear dice que los padres que apoyen la huelga de la enseñanza y no lleven a sus hijos a clase, pueden perder su custodia. Los ramalazos fascistoides son como los sellos esos de tinta invisible, no se ven sin la luz adecuada pero ahí están, en esas pieles aparentemente democráticas. En el Congreso no se puede debatir de lo que no le gusta al Gobierno. Si hablamos de mentir pues "el que primero lo huele, debajo lo tiene". Fin de la discusión. A otra cosa. Greenwich es una comida típica de las Canarias, como las papas con mojo. Respuesta de exhibición, podría ser ministra.
Lo que se enseña y lo que se esconde. Sobre todo lo que una persona no se pregunta se podrían construir edificios enteros. Y que vivieran ahí sus secretos. De piel para fuera me cabreo hasta la tristeza y luego procuro hacer sopas con ella. Así por lo menos me mantengo calentica. De piel para dentro la pena me enmudece. Vacío todas las pantallas. Poner el emoticono triste no me alivia el dolor, un abrazo sí. Por eso las muertes de tus afectos se te quedan en el cuerpo como un marcapáginas entre las hojas de un libro, la historia sigue su marcha pero ahí se queda el recuerdo. Como las desilusiones, que cuando llegan se te posan en los poros y aunque todo siga igual, todo ya será siempre distinto. No sé cómo sabe intentar hablar con un nudo en la garganta porque nunca he probado a hacerme uno. Sí que he sentido cómo a mis cuerdas vocales, a veces, se les ha puesto un quejío flamenco. No han cantado pero han hablado diciendo 'ay'. Y si no quiero que se note, me callo. Todavía no he aprendido a cuidar en ceros y unos. El cariño no es una vitrina, es un bocadillo bien hecho, con amor en forma de relleno cuidadosamente esparcido por toda la superficie del pan. Cuando internet me haga bocadillos entonces le contaré mis penas. Hasta entonces procuro que el enseñar el cabreo sea un ejercicio de suma de esfuerzos ante una defensa común de lo nuestro. Y que los escaparates estén llenos de las vergüenzas que pueblan sus trastiendas.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Vídeo de la mesa redonda "Libros y routers" de #lared140


La gente de Natinnova ya tiene el vídeo de nuestra charla sobre "Libros y routers: ampliación del campo de batalla" realizada en el marco de la #red140 del pasado 6 de septiembre.


sábado, 14 de septiembre de 2013

Fascículos y coleccionables

Fascículos y coleccionables ( El Periódico de Aragón - 14/09/2013 )

Juntaré alegrías con los cupones de descuento de la tarjeta del Día. Haré que mi cuerpo simule practicar deporte para que tenga coartada de su cansarse. Ya no hay campañas gubernamentales que nos motiven a comer cinco piezas de fruta y verdura al día. Ahora el gobierno nos dice que hemos comido por encima de nuestras posibilidades y que si hay niños que pasan hambre es por culpa de los padres. Confío en que la falta de vitaminas no haga que pierda la costumbre de dudar. Espero que la vulnerabilidad no me haga aprender a rezar. Entrenaré el cinismo para competir en igualdad de condiciones con el poder. Conseguiré esparto para arañar los lugares comunes que se apoderan de las frases mientras lo común se va quedando sin aire. Aprenderé a realizar el boca a boca. Antología de risas para hacer esgrima. Tener agenda a semana vista me parece demasiado ambicioso cuando la planificación se llama mañana. Llenaré el calendario con cosas pendientes. Estar ocupada no es lo mismo que ocuparse. Es importante seguir formándose. Dicen que al año que viene se creará empleo, imagino que se propondrá la hibernación como curso para las personas desempleadas. Y a esperar sin molestar. Menos mal que todavía no me he cansado de la mortadela y tengo un cuerpo resistente al colesterol. Me aplicaré en tejer para coger esta pena, sacarle las hebras y hacerme una chaqueta para cobijarme del frío. Me daré el capricho de decir que algo es "muy interesante" cuando no sepa cómo definirlo. Toca actualizar el currículum: creerme ocurrente como ponedora de títulos en los artículos. Nivel de inglés: un poquico mejor que relaxing cup. Recuperar el tirachinas que una vez me hizo mi abuelo por si quiero jugar a tener razón. Hacer un catálogo con todas las goteras de la política y forrar las urnas de las elecciones con ellas. Ir de nuevo a teatro, y probar a actuar como quien nunca ha pisado por un suelo de empatía. Si te sobran abrazos, ¿dónde los guardas? A mí no me importa comer de restos. Órdago a la grande. Yo soy chica. Mus. Creo que hay quien piensa que se puede dispensar el cariño en grageas. Hoy toca, mañana no. La idea de siempre como artificio. A mí ahora pensar en la nueva temporada me sabe a estrenar episodios de series. Nada de ropa. Y luego leer, que ni adelgaza ni engorda. Esquinas marcadas. Pasan cosas y ahí están los afectos. Querer no debe ser estacional. Cuidarse no es una colección por capítulos. Cuando era pequeña el comienzo de curso me sabía a un álbum de cromos. Me fal, lo ten. Se necesita un empezar por algún lado para darnos la oportunidad de pensar que vamos a estrenar algo. Septiembre es la cajetilla de "voy a tener suerte" de Google, un lugar en el que intentas ilusionarte antes de que se te cansen las ganas. Nadie dice que es muy difícil completar una colección por fascículos. Umbrales de resistencia. Espero que el muestrario de lo que nos espera me quepa en las estanterías. Y que no lloremos en todas las entregas.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Participación en #lared140


Este viernes día 6 de septiembre, participo como moderadora de una de las mesas en el encuentro nocturno sobre redes sociales #Lared140 que se celebrará en Zaragoza Activa desde las 19 horas. En concreto nuestra mesa será sobre libros, así la presentamos en el programa oficial:
Libros y routers: Ampliación del campo de batalla. Debemos el título al libro de Houellebecq que nos pone el mapa perfecto para hablar de libros y redes y jugar al Risk con las palabras. Piedra, papel y pantalla.

 Moderadora Iguazel Elhombre
Participantes:
  • Ricardo Bosque
  • Manuel Vilas
  • David Lozano
Programa completo aquí: http://lared140.com/programa/ 

Vida teflón

Vida teflón ( El Periódico de Aragón - 31/08/2013 )

Llamamos innovación a discurrir un material antiadherente que no permite que se nos peguen las cosas. Nada nos mancha y tenemos una vida teflón, como las sartenes. La superficie de la política debería ser de velcro, y que los desmanes se quedaran enganchados como recuerdo constante de lo que astilla la confianza. Podríamos tener un cuerpo con un alto cociente de rozamiento y que las cosas no nos pasaran sino que se nos quedaran encima. Estúpidos tupidos velos del poder que acumulan miserias sin enjuagarse la boca. Sucios. Un directivo de un poderosísimo grupo empresarial tiene carné de falangista. Lo jodido hubiera sido que el tipo fuera comunista, claro. Pero da igual, sale con su traje de corte inglés disfrazando su aroma fascistoide y a seguir con los negocios que van divinamente, aunque a la firma se le estén muriendo los clientes. Porque eso que lleva en la cabeza y que parece gomina es teflón, y le resbala la vida de las que pensamos que los afectos no se pueden tratar como si fueran matemáticas.

Si una es torpe para hacer agujeros, es muy difícil que logre poner cortinas, ni siquiera de las de humo. Así no se pueden tapar nuestros reparos. Esa es la cosa, que las que no tenemos poder, tampoco tenemos kilo y medio de indecencias a las que les crecen nuevos brotes y capullos. Como mucho lo que escondemos son algunas bragas que evitamos ponernos para ir al médico. "Nos están obligando a pagar por el cuidado y mantenimiento de nuestra entrepierna como si se tratara de un jardín de la comunidad. Es un impuesto oculto. El IVA del coño. Es un dinero que deberíamos gastarnos en la factura de la electricidad, en queso y en boinas. En vez de eso, lo estamos gastando en hacer que nuestros chihuahuas parezcan una repulsiva pechuga de pollo del Lidl. Malditas seáis, costumbres-pornográficas-que-habéis-conseguido-meteros-en-mis-bragas. ¡Malditas seáis!" Esto lo dice Caitlin Moran en el libro "Cómo ser mujer". Salgo del libro y me encuentro con la teta del Primark. A una mujer la expulsan de una de las tiendas de la compañía por amamantar allí a su hijo. ¡Es una teta, carajo! Ya ves, el poder ve falta de pudor en dar de comer a nuestros hijos. "Uno de cada tres quiere tocarte. Déjate". Este es el eslogan de una campaña publicitaria que Loterías ha tenido que retirar por sexista. Qué sibilina violencia soportamos para que no se advierta el machismo sino es porque alguien te lo señala con el dedo.
El Nobel de la paz pulsa el botón de la guerra que para eso inventamos el mando a distancia, así se puede matar sin embadurnarnos las manos. El "I have a dream" de Martin Luther King tiene copyright y por eso no tenemos ni derecho a soñar. A mí que me curen las heridas con berberechos.
Los abusos del poder político y económico llevan aislante mientras nosotras pleiteamos en la parada del autobús a ver quién tiene la desgracia más grande. Pues una cosica os digo poderosos, el teflón es contaminante. Que ese revestimiento impermeable y antiadherente vuestro os aguarde.

lunes, 19 de agosto de 2013

Darwin y el Anís del Mono

Tenemos una piedra con la que canalizar nuestra ira y entretenernos jugando al Risk. Tenemos agosto para templar zozobras y esperar a septiembre para montar otra mani y luego otra y ponernos la camiseta del revés y fundir a negro nuestros avatares digitales. Tenemos las portadas de los periódicos haciendo cada día una viñeta de cómic. Tenemos al periodismo hablando con los vecinos de un pederasta para ver si era limpio y olía bien. Tenemos a Telecinco siendo más fuerte que nunca, con permiso de las Mama Chicho. Tenemos a la Justicia jugando a las canicas: chiva, pie, tute y guá. Tonto el último. ¿Cómo no vamos a salir del país si tenemos 50 aeropuertos? Alemania poco más de 30, por eso los alemanes no huyen. El único consuelo es que cuando los extraterrestres invadan nuestro planeta, empiecen por España, que lo tienen más fácil para aterrizar sus cacharros. Tenemos los precios de la luz más caros de toda Europa. Tenemos ciudades que apostaron por edificios y eventos que les sirvieran para hacerse visibles y ponerse en el mapa. Y ahora tenemos territorios fantasma con escaparates llenos de nada. Tenemos un sector naval tocado y hundido. El carbón ya no nos sirve ni aunque una jauría de emprendedores lo convierta en figuritas para vender en mercadillos vintage. A la construcción se le han oxidado las grúas. Tenemos el tema financiero mariocondenizado, ofreciendo las mismas garantías que los restaurantes que visita Chicote. La industria cierra sus naves, la agricultura tiembla por si habrá ayudas, la pesca va quedándose sin peces y la ganadería hará lo que pueda por vender carne en tiempos de la hamburguesa de laboratorio. La educación no aparece ni como palabra de crucigrama. La cultura es un sector en expansión, por eso los artistas trabajan de camareros en Londres, están colonizando otros lugares. Tenemos el turismo, pero ahora nos da grima las hordas de borrachos de otros lares que ocupan nuestros veranos por cuatro perras. ¡Serán hijos de la Merkel! Los equipos de fútbol, que son empresas privadas, deben millones a la hacienda pública, de todos, pero cura sana, culito de rana, la liga empieza este fin de semana.
Tenemos toda esta ristra de superpoderes, por eso nos importa una mierda que el CSIC se convierta en nuestro Detroit, en la imagen del abandono. ¿Para qué producir conocimiento, interpretar cómo somos o buscar fórmulas que nos hagan vivir mejor y nos curen enfermedades? ¿Para qué si será lo que Dios quiera? El Centro Superior de Investigaciones Científicas ha perdido el 30% de su presupuesto desde 2009. Ahora necesita 100 millones para evitar la quiebra. "Es el mejor, la ciencia lo dijo y yo no miento", este era el mensaje que había en el etiquetado en las botellas de Anís del Mono. ¿Te acuerdas de cuando la ciencia importaba algo? Si Darwin volviera para ver cómo va la cosa, se le caería la barba pelo a pelo. Su teoría evolutiva ha sufrido un rebobinado, hay especies que avanzan para atrás y se llaman Gobierno. Matemos a la ciencia, no vaya a ser que nos desvele necios.

domingo, 4 de agosto de 2013

El ruido y las moscas



Ruido. Este es un país en el que se pierde la vergüenza pero no la razón. ¿Para qué se quieren argumentos si puedes mearte en las ideas y demostrar así tu superioridad intelectual? Últimamente todos somos especialistas en curvas y sistemas de seguridad ferroviarios. Y creemos que sentimos lo que sienten las víctimas porque recordamos cómo sabe el dolor y pensamos que damos aliento con nuestros eructos de lugares comunes y frases hechas. Lo siento, pero es que me escuece nuestra torpeza en la aproximación al dolor. La de unos medios que pretenden hacer como el pintor Géricault y contar la tragedia desde las heridas de la carne abierta y del olor a muerte. La empatía abyecta de los que no quieren escuchar el llanto porque ya saben cómo suena la angustia pero se regocijan en atender el ruido que hacen las cosas cuando se rompen. La distancia emocional de quien cree que se sufre con menos intensidad si no se retransmite el grito a cada punzada. Escudriñamos un pretendido respeto a las víctimas como si sirviera de excusa moral de nuestros desmanes de incontinencia obtusa. Puede que nuestra zona de intersección sea enorme y por eso nunca nos encontremos en el roce. Tú y yo. Y en medio, ese comportamiento desaprensivo de un pésame con palabras que se gastaron en otra desgracia. La empatía supone identificarse mental y afectivamente con el estado de ánimo de otra persona. Tú sólo gobiernas. Y como el tren no era una especie de drone terrestre y llevaba conductor al que llenar de culpa y pus informativo, pues cerramos el telón con pestillo. Ruido. Aceite que engrase las junturas de los quejidos, pruebas que certifiquen las verdades irrefutables del estar en lo cierto porque hay voceros que residen siempre allí. Parece que la duda te convierta en antipatriota.
Yo no me imagino peor tortura que la de estar en una sala con personas llenas de certezas. Rechinan los ecos mientras las familias intentan no ahogarse en la pena. Ruido. A mí la ausencia me suena a unas llaves que se mueven en el quicio de una puerta que sin embargo no se abre para abrazar a alguien. Es el ruido que abrasa y que no se sofoca como los incendios. Y es ese silencio de la desaparición el que sobre todo duele. "Mi cabeza no es el problema, la mosca sí lo es. Todo está contaminado", dice el protagonista de la serieBreaking Bad en un capítulo que me golpea por dentro ahora. Quizás porque pensábamos que los problemas de sueño los podíamos solucionar con un colchón de viscoelástica o una pastilla para dormir. Aunque lo que nos altera sea sonámbulo y siga haciendo ruido mientras nosotros soñamos. Ruido. Causa y consecuencia. Y atender los problemas en base a que sean síndromes. Dicen que la fatiga informativa también lo es, igual por eso estoy tan agotada. "Gracias a las moscas no tenemos tanta mierda", leo en una entrevista a una bióloga. Todavía nos hacen falta muchas moscas porque todo apesta. Ruido. O si lo que contamina es la mosca, nosotros o el ruido. Siempre nos despiertan alarmas.

domingo, 21 de julio de 2013

Bochorno e hilillos de plastilina

Bochorno e hilillos de plastilina ( El Periódico de Aragón - 20/07/2013 )

Yo estoy convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes”, Mariano Rajoy, 2 de abril de 2009 al conocer que Baltasar Garzón sostenía que los populares Luis Bárcenas y Gerardo Galeote recibieron sobornos de la trama Gürtel. El 28 de julio de 2009, Bárcenas presenta su dimisión como tesorero del PP. El partido en un comunicado expresa que su renuncia “es transitoria hasta que quede acreditada su inocencia” y se alude a Bárcenas como “un ejemplo de profesionalidad”. El 10 de abril del 2010 Luis Bárcenas anuncia que a partir de entonces pagará de su bolsillo al abogado que le defiende en su imputación en la trama Gürtel y que hasta ese momento era pagado por su partido. El extesorero era el único cargo del PP imputado en la trama cuya defensa era costeada por Génova. En septiembre de 2011, Federico Trillo afirma que el 'caso Gürtel' y la causa contra Bárcenas “ha sido un montaje de la policía dirigida por Rubalcaba”. En julio de 2013, Bárcenas asegura que Federico Trillo pagó la defensa del Yak-42 con el dinero negro del PP.
La contabilidad del PP es única, transparente, limpia y ha sido sometida todos los años a la auditoría del Tribunal de Cuentas”, Maria Dolores de Cospedal, 31 de enero 2013, el mismo día en el que se hacen públicos los papeles del extesorero. El PP basa su defensa en que es auditado por el Tribunal de Cuentas y este se declara incapaz de fiscalizar la contabilidad de los populares, tal y como se recoge en sus informes. “Nunca he visto al Señor Bárcenas en la sede del PP en los últimos tiempos”, González Pons, 18 de enero. “La relación contractual con el Señor Bárcenas se extinguió en el 2010”, Carlos Floriano, 12 de febrero. “Dejó de ser tesorero del partido popular y de tener ningún tipo de relación laboral ni de prestar servicio alguno a este partido en abril del año 2010”, Cospedal, 25 febrero. “Bárcenas no está en el Partido Popular desde el año 2009, por algo será”, Cristóbal Montoro, 23 de enero. La vida laboral de Bárcenas demuestra que el extesorero estuvo contratado por el PP hasta el 31 de enero de 2013. A los que se empeñaban en negarlo sólo les faltó decir que Bárcenas no existe, son los padres. “Todo lo que se refiere a mí y a los compañeros del partido no es cierto, salvo alguna cosa que han publicado los medios”, Rajoy, 4 de febrero. Seguimos sin saber qué cosas. El 25 de enero Rajoy declaró que no recordaba cuándo fue la última vez que habló con Bárcenas. Siete días antes de esta declaración, Rajoy manda un SMS a su querido Barci: “Luis, lo entiendo. Sé fuerte. Mañana te llamaré. Un abrazo”. Yo esperaba que al menos Rajoy saliera y dijera que eso no son mensajes, son unos hilillos como de plastilina.

A Clinton le sometieron a un proceso de impugnación, "impeachment" o bochorno. No por penar lo que hizo sino por mentir al país. Lo de Clinton y Lewinsky fueron cosas de ingles. Aquí como no sabemos inglés, pues no hacemos uso del 'impeachment' y no mandamos a tomar viento a altos cargos por sus chandríos. Aquí la mentira gobierna sin bochorno.

lunes, 8 de julio de 2013

Secretos y bidés

Secretos y bidés ( El Periódico de Aragón - 06/07/2013 )


Ya no se puede tender en las fachadas. Antes se decía que los trapos sucios se lavaban en casa pero se tendían a la vista de la población. Ahora no, que las bragas tendidas no hacen bonito a nuestras ciudades marca. El mundo tiene vergüenzas como para que se nos caigan los palos del sombrajo pero lo que molesta es la ropa en las ventanas. Que no parezca que habitamos los lugares. Guardar las formas. El banco se queda con tu casa y tienes que dormir en el cajero, qué falta de pudor. ¿Por qué la gente de bien tiene que ver tu miseria al ir a sacar dinero? En Brasil aprovechan el foco para gritar sí al deporte y no a la especulación. Ya ves, salir a la calle para rebelarse contra la corrupción, qué falta de recato.
Menos mal que aquí no somos allí y nos sabemos comportar. Si protestamos ponemos en peligro el poder conseguir los juegos olímpicos y olé. ¿Te puedes creer que hay gente que quiere boicotearlos? Son bárbaros. Piensan que estos eventos suponen grandes dispendios y eso parece que no está bien visto cuando que si el paro, que si la sanidad, que si la educación pública...Tontadas. Aquí somos especialistas en lo insostenible. Que nos dejen tranquilos con nuestro modelo cuñado, el de ver cómo consigo robarte y que parezca que te hago un favor. Yo de mayor quiero ser honesta al estilo yernísimo o tesorerísimo. Que una es honrada pero tampoco es de piedra. Ojo con lo que dices de mí que te hago un Snowden y te desfilacho en prime timetodos tus secretos. Mira a Europa, toda escandalizada porque se ha desvelado que la CIA les investigaba. A mí lo que me sorprende es que nuestros gobernantes hayan vivido pensando que a lo que se dedicaban los espías americanos era a hacer calceta.
De nuevo el pudor y la pose, el saber pero sin que se sepa o el hacer pero sin que se note. El Dioni la pifió por eso, por la falta de recato. Con implantes de pelo en lugar de pelucas de mercadillo y trajes gürtel en lugar de camisas hawaianas, ahora sería presidente del Fondo Monetario Internacional. Esconder y esconderse no es lo mismo. Como no es lo mismo remojarse que ducharse. El bidé es la España de la moralidad con doble fondo. Da vergüenza que nos vean suciedad, pero no nos importa estar sucias. Cada vez estoy más convencida de que la culpa de la corrupción es del bidé. La costumbre de quedarse en la superficie. Lo que no se lava, huele. ¡Coño ya con el disimulo! Qué empeño el del poder en tapar chabolas. Qué manía con que no se vean nuestras penurias si les estropean los titulares. Qué artificios tan sibilinos para que la culpabilidad no esté al lado del delito. Qué pena, oye, tener un DNI con más de dos cifras. No veas cosas raras, malvada. Mi abuela se sigue guardando los moqueros en el sujetador. Por si le sorprende el disgusto, tener a mano el consuelo. Lo personal es también político. Esto es lo que quería decir. A ver si tenemos que avergonzarnos de utilizar bragas limpias.

sábado, 22 de junio de 2013

Cosas de ollas


Artículo publicado en El Periódico de Aragón el 22 de junio de 2013

Ahora todos los días dan vértigo, como cuando te dolía la tripa por tener que ir al día siguiente al cole. Me toco el cuerpo para acordarme de que vivo y eso tiene que ser motivo para alegrarse. Eso dicen los libros de autoayuda que nunca leo. Igual por eso no me llamo feliz incluso si estoy contenta. Yo soy de disfrute fácil pero muy permeable a las angustias de este mundo áspero que no nos toca vivir sino que nos escuece vivirlo. Es la precariedad, maldita sea, y ha venido para quedarse en casa. Es culpa de los televisores, al hacerlos planos ya no se pudo poner el souvenir del toro encima suyo. Nuestros espacios ya no tienen figuritas de Lladró, ahora lo que puebla nuestros estantes es la precariedad. 

¿Sabes esos muñecos antiestrés que se pusieron de moda hace unos años? Nadie nos dijo que seríamos nosotras las que acabaríamos convirtiéndonos en ellos. El sistema nos oprime, nos aplasta, nos presiona hasta que nos rompamos y se desparrame todo lo que contenemos. El sistema tiene nombres y apellidos pero si los menciono, el maquetador de este artículo me los pone en negrita y me manchan todo el texto. Yo trato de cabrearme mucho por dentro para cuando al estrujarme se me astillen las costuras, pueda enfangar bien los zapatos de los tiranos.

¿Cuánta presión puede aguantar un cuerpo? La presión es una magnitud física que mide la fuerza en dirección perpendicular por unidad de superficie. Me pregunto si el impresionarse viene de pensarte pequeña y tener poca superficie para la fuerza que se tiene que soportar. A mí siempre me ha dado miedo cocinar con la olla a presión por culpa de Charles y Gay-Lussac. Ya ves, pasar a la historia por descubrir una ley de gases. El caso es que esta ley dice que para una cierta cantidad de gas a una presión constante, a mayor velocidad de las moléculas (temperatura), mayor volumen del gas. Presión, temperatura y constancia, cosas de ollas. Debemos de tener bien lozanas las grietas de alivio para que la presión nos huya y no explotemos. O cosas de nuestras moléculas, nos hemos acostumbrado a removernos dentro de la olla y chocar contra las paredes. 

Quizás sin esto que nos pasa yo no podría escribir lo que escribo. Quizás. Pero el mundo ya tiene demasiados artistas. Hasta a los grafiteros se les contrata desde el ayuntamiento. A mí me dais un trabajo formal y ya no escribo más. Lo prometo. O escribo para adentro y así no raspo ningún espacio nuestro. Que tenemos disgustos como para comer de restos todos los días y lo que nos sobra es hambre. Cuando un cuerpo se acostumbra a no alimentarse, luego le duele el ingerir comida. Yo no creo que nuestro cuerpo sea elástico y sus deformaciones sean reversibles. Lo que aguantemos nos mellará y cuando la presión se disipe, aparecerán nuestras malformaciones sociales. Ser dúctiles es dejar que se te apropien de tus trozos sin quejarte. Y la presión duele en nuestros cuerpos. Si no estuvieran rotos, no se les verían las junturas. Pon la olla al fuego y a ver qué pasa.


sábado, 8 de junio de 2013

La resiliencia me huele a 'Varón Dandy'


Estamos tan dentro del hedor que ya ni nos molesta cómo huele. Devolvednos la luz y la belleza, el mundo era tan bonito y nos lo habéis roto. Algo así dice Dominique A en la canción Rendez-nous la lumière. Algo así aunque no del todo, porque él lo dice en francés y yo el francés lo aprendí para ser de la gauche divine pero la gauche divine nunca llegó a Torrero. Toda la culpa la tiene Agustina de Aragón. Con lo bien que estaríamos ahora pudiendo decir Ça va bien.
Ya no nos queda suelto con el que dejarnos devorar por máquinas tragaperras. Con perricas, chufletes, se ha dicho siempre. Y yo pensaba que se referían a animales de compañía pero no, era otra cosa mucho más bestia, los dineros. ¿Te has fijado que los ricos hablan de dinero y nosotras siempre de "los dineros"? Ponemos plural a lo que no tenemos. Mi padre de pequeño quería tener trenes, autocares y aviones. Así que mi abuelo lo llevó a la estación, a las cocheras y al aeropuerto. Le dijo que todo lo que había en esos espacios era suyo y que allí se lo guardaban porque en casa no les cabía tanto cacharro. Mi padre creció creyéndose un terrateniente de los medios de transporte. No era necesaria la posesión, le bastaba la palabra. Todo lo que hay es nuestro. Por eso hasta de la nada intentan que hagamos porciones.
Aquí somos felices porque no somos rencoristas. Me han dicho unas gentes de otro lugar. Si se preocupan por los que les pasa, no disfrutan de lo que les está pasando. Y de eso se aprovechan los poderosos. Lo malo de la resignación es que en el momento de probarla, te acostumbras a ella. Es como la colonia Varón Dandy, se te queda pegada. Y yo soy más de sudar. No sé si a eso es a lo que llaman resiliencia. ¿Recuerdas cuando en Érase una vez...la vida los anticuerpos intentaban neutralizar a los virus? Pues esa imagen le pongo yo a la resiliencia. Asumes y te sobrepones. Y frente a esta capacidad individual de asumir y sobreponerse a una situación, prefiero la transformación colectiva de las realidades. Pero ahora todo es resiliencia y smart cities o ciudades inteligentes que unos días van en bici y otros huelen bien. A mí me avisáis cuando la ciudad pueda reservarme turno en la fila del paro. Hasta entonces, me guardo mis propias sensaciones en los empastes y así tengo que ir menos al dentista. Eso es ser inteligente. "El artista no es inocente. Nadie lo es. El artista es parte integrante de aquello que denuncia. Y sólo puede reproducirlo. Por eso no puede aparecer con las manos limpias. Sino que tiene que tomar parte. Untarse las manos, llenárselas de mierda" escribe Miguel Ángel Hernández en Intento de escapada.
Buscar el equilibrio entre la atención a lo importante, el cuidado de los quereres, el disfrute consciente de los momentos, el rechazo de la ambición que nos haga sordas, la capacidad de poder tener planes, la necesidad de pensar que hacer pueda servir para algo, la ilusión de imaginar, las ganas de aprender y cuestionar, y la lucha resistente por nuestros derechos. Óyeme, ¿cómo lo hacemos?

domingo, 2 de junio de 2013

Qué jodido es su maldito bien común


Lo común son muchas cosas y tiene muchas acepciones. Algo que no siendo privativamente de nadie, pertenece o se extiende a varios. Lo corriente. Lo ordinario, vulgar, frecuente y muy sabido. Una comunidad, generalidad de personas. Y luego está el común divisor, la sal común, el delito común, la fosa común, el mínimo común múltiplo, el nombre común o el lugar común. Creo entender a lo que nos referimos con cada común menos cuando desde el poder se alude al bien común para justificar un nuevo ataque a nuestros derechos. El bien común, dicho por el gobierno, se viste de grandísimo malnacido para dibujar la frontera del adentro y el afuera. O si lo prefieren zopenco, mentecato, majadero, imbécil, cretino, inmundo, gaznápiro, palurdo, ceporro, necio, indecente, deshonrible, sinvergüenza, pérfido, abellacado, despreciable, abyecto, maligno, mezquino, canalla, tunante, vil. No "hijodeputa", que a ver por qué eso tiene que ser un insulto. El caso es que el bien común no puede sonar con más hediondez que cuando lo vomitan aquellos que sueltan el látigo en las espaldas ajenas. Dicen que hacen lo posible. Qué agudos son nuestros mayores que de toda la vida han llamado a los ricos como "los que tienen o son de posibles". Así que hacer lo posible, es necesariamente, hacer lo que les beneficia a los que tienen dineros. Por eso nosotros imaginamos lo imposible, porque somos pobres. Contémonos las cosas antes de que se nos las lleven.
EL PP ES como Tejero pero cambiando la pistola por el decreto ley y el ¡quieto todo el mundo! por un ¡fuera todo el mundo! Fuera del sistema sanitario las personas que no han nacido en la España mía, esta España nuestra. Fuera del sistema educativo los alumnos que no aprueben la reválida, que el fracaso escolar se elimina no formando mejor sino echando a más alumnos de las clases. Fuera del país los jóvenes. Fuera de sus casas la gente que no puede pagarlas. Fuera la gente de las calles, prohibimos que se manifiesten. Fuera las ayudas a la dependencia. Fuera los investigadores, será la fe la que nos saque de la crisis y no la ciencia, ¡blasfemos! Fuera los libros de las bibliotecas. Fuera los niños de los comedores escolares. Fuera las becas. Fuera los derechos laborales. Fuera lo social, lo público, lo que es de todos. Por el bien común. ¿Te has fijado que antes los bancos de las plazas eran para que nos sentáramos varias personas y luego se pusieron de moda los bancos para un solo culo?, como si estos bancos individuales fueran un control arquitectónico del derecho de reunión. Qué peligroso es el estar juntos. Por nuestro bien común nos dejan fuera. En su adentro sí que cabe la banca caníbal, la estafa, una educación segregadora, un código penal que convierte la protesta social en delincuencia o que mi útero se convierta en propiedad de la moral cristiana a pesar de tener un cuerpo ateo y un estado aconfesional.
Su bien común nos expulsa. Así que desobedecer es puro ejercicio de supervivencia. Por sentido común, el nuestro.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Realización del curso Marketing cultural en Santo Domingo.

La próxima semana estaré junto a Cristina Riera impartiendo un curso de Marketing y comunicación cultural para agentes culturales de la República Dominicana. El curso forma parte del proyecto refuerzo de las capacidades profesionales de los agentes culturales de la República Dominicana y Haití.


sábado, 18 de mayo de 2013

Tertulia Aragón Radio 16 de mayo


Podcast de la tertulia de actualidad del programa "Despierta Aragón" en la que he participado este jueves 16 de mayo. A partir del minuto 35 aproximadamente.

http://www.aragonradio2.com/podcast/emision/78854/

miércoles, 15 de mayo de 2013

Participación en el 5º asalto de Fundación Robo


Como ellos mismos se definen...

"Fundación Robo (www.fundacionrobo.org) es un proyecto colectivo surgido al calor de las protestas del 15M. 

Robo aspira a convertirse en una especie de Wu Ming musical (es.wikipedia.org/wiki/Wu_Ming), privilegiando la importancia de la obra sobre la persona que la produce.


Robo es un plataforma colectiva que pretende llevar la crítica a la música de la forma más abierta posible. 

Por un lado, intentamos crear un espacio para escribir otro tipo de letras, esas que consisten en abrir la ventana y echar un vistazo a lo que ocurre fuera.

Por otro, tratamos de diluir, en la medida de lo posible, el concepto de autoría. Todas las canciones están firmadas con el seudónimo Robo y las lanzamos y compartimos a través de la red, con Creative Commons y de libre descarga en nuestra web."


"Con esta crisis, la misma de cada veinte años, muchas personas han hecho crac por dentro. Es hora de poner en común la frustración y convertirla en energía política. Tener a mano unas rimas contundentes puede resultarnos útil. Existen formas y formas de hacer crac. Mejor juntos en la calle que seguir solos en casa insultando a la pantalla del Telediario".

Asalto (http://www.fundacionrobo.org/asalto/), es la facción literaria de Fundación Robo. El quinto asalto, en el que he sido una de las asaltadoras, se presenta en su web así "A dónde van las palabras, a quién van. Asaltamos mediante estas cartas con destino, sobres abiertos que no sobornan, cartas reflectantes escritas con urgencia y lentitud en un Mayo común que será nuestro, que ya nos pertenece". 

Son unos textos para hacer crac, poniendo en común la frustración. Palabras como energía política. Por eso no importa quién escribe qué porque todo son palabras nuestras. 

sábado, 11 de mayo de 2013

Con un dátil yo inventé la democracia

Con un dátil yo inventé la democracia ( El Periódico de Aragón - 11/05/2013 )


Se le quita una prótesis a un chico que no podía pagarla. Muere un inmigrante desatendido por no tener tarjeta de salud. Cospedal retirará el oxígeno a los enfermos domiciliarios. No son rentables. Qué capricho este de necesitar el aire para respirar. Nos quieren muertos, que gastamos menos. Mira las declaraciones del consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón,Ricardo Oliván, acusando de egoísta a la ciudadanía. Nos llamó "minibárcenas" por acudir demasiado al médico. Así de sensible es la gente que nos gobierna. Su violencia me está rompiendo todas las metáforas.
Ir con un tupper por la calle te convierte en un presunto terrorista. Hace unos meses, Marea Verde realizó una escultura de tuppers en el centro de Zaragoza. Era un acto pacífico de denuncia por los ataques que está sufriendo la enseñanza pública. Pero la Fiscalía pide juzgar esta acción como atentado. Atentado. Claro, están las minas antipersona, las bombas de racimo, el uranio empobrecido y los tuppers. Armas de destrucción masiva. Criminalicemos a la sociedad civil. La paz social era esto, que nuestros gobernantes, en un ejercicio de democracia sin parangón, prohíban la protesta ciudadana. Cospedal, que tiene la misma habilidad con las palabras que Pepe Viyuela con una silla, ha dicho que los movimientos sociales "si quieren representar a la sociedad, deberían entrar en el juego de la representación". Ella es súper-mega-demócrata, ser elegida para gobernar con un programa que traicionas cuando gobiernas, es asumir esa responsabilidad que se recrimina que no tengan aquellos que protestan. Y la democracia es votar y callar durante cuatro años.Rajoy pide paciencia. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca utiliza un video para hablar de ciudadano a presidente, "Queremos justicia y exigirla es, mire usted, profundamente democrático", "estamos haciendo lo que tenemos que hacer", "si quiere buscar soluciones reales, aquí nos tendrá abiertos al diálogo, si no, nos tendrá enfrente, defendiendo a las personas, a las familias y luchando por una democracia". Qué violencia la de este comando pegatina. Sale Beatriz Talegón, ese futuro del PSOE que nos va perfecto para su implosión, y dice que movimientos como el 15 M debilitan la democracia. Porque la democracia debe ser como el Scattergories y si no se aceptan mis reglas me lo llevo.
¿Sabes dónde empezaron los problemas de nuestra democracia? En poner cafetería en el Congreso. Uno no puede ser demócrata sin relacionarse con la gente. La democracia está en la calle, en la barra del bar, en los torreznos como bandera, en nuestras "moncloas" de carajillo, chatos y cañas. Porque la democracia se mama y por eso debe ser que los pobres solemos pagar a escote. Otra ronda. El ellos y el nosotros. Las vallas. Cercar la democracia es un dislate antidemócrata. Democracia. Cuando notas su ausencia, es que nos falta. Decían las Vainica Doble "con un dátil por alimentación, / con un dátil yo inventé la democracia, con un dátil yo te gano el maratón, no me hace ninguna gracia / que me tengas compasión". 

sábado, 27 de abril de 2013

Palabras de la vida que nos pasa

Palabras de la vida que nos pasa ( El Periódico de Aragón - 27/04/2013 )


¿Te imaginas que un día los voceros del mal se queden sin palabras? Que les vuele la tiranía y caiga sin protección sobre los huecos en blanco. Les huya el aliento de la voz, les calle el silencio y les duela la expresión punzante de un decir que se les escapa. Que se vuelva sólida su saliva y se les rompa la prosa. Que el frenillo de sus lenguas tenga el pudor que a ellos les falta. Que finalmente nuestra miseria se les adhiera a la garganta y se atraganten, se les cuele nuestra desesperación por las rendijas de un suspiro y se pongan a tiritar de frío sus cuerdas vocales. Que enmudezcan sus sonidos, que su decir se les hunda en el vacío de una vida hueca, sin nada. Y así no tengan nada con lo que sacudirnos, porque ninguna medida se puede implantar sin ser mencionada en alguna parte, porque de ningún derecho se nos puede desposeer sin las palabras que lo cercenen. Tendríamos todas las palabras para nosotros. Para imaginar sin que desahuciaran nuestros relatos.
Dedicar una palabra y que se quede suspendida en el aire, justo encima de ti, esperando su turno para caer con todo su peso sobre tu propia frase. Estirar el texto para hacer un cable en el que creerte equilibrista ¿El horror necesita adjetivos? Regalar tus nombres para asegurarte el que te llamen. Sujetarte al lenguaje para mantener la cordura. Escabullirte en un giro lingüístico. Dejarte llevar por la locura en un rato de lectura. Que te toque una letra que te haga bailar. Abandonarte a ser zarandeado por un diálogo. Leer un libro por inmersión. Acompañar un duelo. Hacer esgrima con la ironía. Detenerte en lo importante mientras lo urgente grita. Herir, zozobrar, desahogarte, preguntar, agradecer, suspirar, amar, reír, cuestionar, llevar la contraria. Decir te quiero o requiebro, que suenan igual. Equivocarte en el adjetivo y el pronombre. Hacerte verbo y ponerte a dictar sentencias en imperativo. Cobijarte en una pausa dramática. Replegar recursos estilísticos y dejar desnudos a los caracteres.
Evitar que nuestros espacios aparezcan pintados de blanco. Somos vulnerables, pero el lenguaje acota el miedo cuando consigue nombrar nuestros monstruos. "No tengo palabras" decimos cuando el dolor es tan grande que nos secuestra el habla. Lo que no se menciona sigue existiendo aunque no lo nombres. Lo que hiere sigue ahí aunque lo encapsules al vacío de la no alusión. Ocupar el lenguaje, referir lo que se trata de acallar, es una manera de rebelarnos contra ese algo que nos escuece.
Si dejamos que se nos lleven las palabras, expondremos al olvido nuestra capacidad de expresarnos y de reconocernos. Si no nos mencionamos, desaparecerá lo que nos contiene, se le irán difuminando los bordes hasta que nos borremos. Por eso me agarro al lenguaje para clavarme dentro lo que no quiero que se me desdibuje. Para hacerme un traje impermeable a la asepsia emocional y seguir dejando que las palabras me calen. Las de una conversación, una historia, un libro, una película, una canción o un momento concreto. Las de la vida que nos pasa.

jueves, 25 de abril de 2013

Coloquio con Sergio del Molino

Esta tarde a las 19:30 horas, estaré en Fnac Plaza España para tener un coloquio con el escritor Sergio del Molino sobre "La hora violeta". Están ustedes invitados.

Sergio en su blog, lo anuncia así:

"Están ustedes sobradamente invitados. Será bonito, Iguázel es lo que se dice una gran “comunicadora” (aunque nunca he sabido muy bien qué es eso, pero lo pueden intuir: tiene el don de saber hablar muy bien y transmitir con gracia muchas cosas) y yo, como estaré entre amigos, me explayaré y disfrutaré de la velada. Tanto si han leído el libro como si no, es una buena oportunidad para acercarse a él. Les espero". http://sergiodelmolino.com/2013/04/24/coloquio-violeta/  




lunes, 15 de abril de 2013

Presentamos PITICASCAS




"yo me llevo las palabras conmigo como si en lugar de dejar marcapáginas entre los textos, dejara cuchillas"

Presentamos Piticascas. Este momento, para mí, puede sonar, por ejemplo, así: Déjame vivir con alegría-Vainica Doble

domingo, 14 de abril de 2013

Un país al gotelé

Un país al gotelé ( El Periódico de Aragón - 13/04/2013 )


Las paredes se estucan para que no se vean las imperfecciones. Se empastan con grumos que mienten tapando lo que se quiere esconder. Por eso este es un país al gotelé, con sus muros estucados antes de alisarlos o derribarlos, con sus paredes grumosas porque es la manera que encontramos para esconder nuestras vergüenzas. Debajo de la pintura gruesa vamos dejando las fisuras, lo que no se entiende y el miedo a romper los marcos que nos contienen. Pensamos que podíamos aparcar el cuestionar las cosas debajo de las capas y ahora nos encontramos con tabiques llenos de preguntas enquistadas y de grietas a punto de enseñar nuestras roturas. Y es tarde para remendar nuestras costuras con pasta niveladora porque las fallas se abren como heridas profundas. Dejamos un relieve tapando la vida que escuece y en los coágulos guardamos los suspiros. Enterramos las angustias en los esmaltes porque había que estar a lo importante, a empapelar ilusiones con una Constitución incuestionable, libertad sin ira. Nos pintamos de transición sin haber lijado las motas toscas. La reconciliación regalaba un olvido debajo de las gotas. Ahí se quedaron las víctimas del franquismo y la reparación de la memoria. El barniz de la impunidad fue más fuerte que los aromas de justicia. Encapsulamos la posibilidad de que el sistema fuera otro porque el miedo al abismo paralizaba las espátulas, la monarquía parlamentaria era la única manera de pintar. A las voces críticas se les escupía pintura encima. Por no lijar y desvelar deficiencias se dejaron debajo del gotelé. Así silenciamos la falta de igualdad entre las personas y los privilegios de algunas de ellas, los subterfugios por donde se escapa la transparencia, las facilidades de los poderosos para que su sentido de estado pudiera respaldar sus chanchullos, el dudar del sistema de representación parlamentaria, la crítica institucional y los despeñaderos a los que nos conduciría la tiranía capitalista. No todas las casas tenían alfombras bajo las que esconder nuestra cochambre. Por eso se aprovecharon las paredes en las que despojarse de las miserias que manchan y se cubrieron con una superficie lustrosa, con una vida al gotelé.
De tanto esconder todo lo que acordamos no decirnos, ahora tenemos un estucado tan grueso que nos araña los espacios, que nos cercena nuestros lugares. Y pese a todo el revestimiento de ese enyesado de apariencia acicalada, va aflorando toda la mugrienta inmundicia que pretendimos amortajar. Porque la chapuza de los cimientos no importaba mientras que supiéramos guardar las apariencias. Y ahora esta vida estucada se va tiznando de moho y humedades, la bazofia ya no nos cabe y va resquebrajando todas las molduras que nos contienen.
Lo que tendríamos que hacer es quitar el gotelé a la vida política. Rascarnos el apelmazamiento, quitarnos los grumos punibles, pulirnos los desvaríos, y sobre una superficie lisa, imperfecta pero sin escondite para las trampas, empezar a dibujarnos sin camuflajes deshonestos ni ambages.